El ácido hialurónico (HA) es un componente esencial de nuestra piel que es capaz de retener hasta 1000 veces
su peso en agua, lo que le otorga una gran propiedad hidratante además de mejorar la textura, firmeza,
luminosidad y volumen de la piel.

El HA rejuvenece y aporta de manera natural volumen a la piel, reduciendo de manera inmediata, pliegues y arrugas.